Un Defensor Incansable por la Justicia de Inmigración

Mahony Acepta el Premio Voz de los Sin Voz en El Paso

Por Kathy Revtyak

“¡No estamos rendidos! Estamos aquí hoy para pedirles que no se desanimen y que no pierdan la esperanza. ¡Tenemos que seguir luchando y vamos a seguir luchando!”

Estas fueron las palabras inspiradoras del Cardenal Roger Mahony, Arzobispo de Los Angeles, a la comunidad de inmigrantes este pasado 29 de Junio. De hace mucho tiempo Mahony ha sido defensor de los derechos de inmigrantes, y este año el recipiente del premio Voz de los Sin Voz de la Casa Anunciación. La reforma comprehensiva de inmigración se había paralizado en el Senado, y Mahony no estaba desalentado en su compromiso a trabajar por la justicia para inmigrantes. De hecho, nos urgió con mucho rigor, a todos nosotros comprometidos a una reforma justa y humana, que continuáramos nuestros esfuerzos – con ese mismo espíritu con que él ha llevado a los fieles de la Iglesia durante las últimas décadas al buscar dignidad para inmigrantes.

“Este no es el fin de la reforma de inmigración. Nuestras leyes de inmigración son injustas e inmorales. El sistema actual causa el sufrimiento y hasta la muerte a muchos inmigrantes. Nuestra Iglesia Católica y yo vamos a continuar a luchar por una reforma justa y comprehensiva de inmigración, una que respete y proteja los derechos humanos y la dignidad de cada persona.”

Los esfuerzos de Mahony para promover una reforma justa de inmigración originalmente ganaron publicidad después de su homilía del Miércoles de Ceniza del 2006 y desde entonces continúa recibiendo mucha atención nacional. Por su liderazgo sobresaliente en promover los derechos de inmigrantes, especialmente como una guía en nuestra Iglesia Católica, y por su activismo de muchos años por el pueblo en migración, especialmente los indocumentados, Mahony fue invitado a El Paso para recibir el cuarto premio de Voz de los Sin Voz de la Casa Anunciación el 14 de Abril, 2007.

Después de muchos meses de anticipación y de preparativos, nuestra comunidad fronteriza estaba preparada para recibirlo con mucho entusiasmo y vigor. Mas de 2,500 personas se involucraron en recibir al Cardenal, como asistentes en la misa al aire libre y en la cena de solidaridad, como voluntarios y/o como patrocinadores. Los eventos del día verdaderamente fueron para, por, y con la comunidad local. Entre las personas presentes para los eventos estuvieron: huéspedes, voluntarios, y miembros de la Mesa Directiva de la Casa Anunciación, clero, religiosos, y personas laicas de un sin numero de comunidades y parroquias locales; inmigrantes y los que los apoyan en la comunidad amplia de El Paso-Juárez; y fieles de todas partes del país.

La tarde de la misa al aire libre, presidida por Mahony, se celebró en las calles alrededor de la Casa Anunciación. Un plataforma al lado de la casa se adornó con un estandarte gigante con el tema del día – “Justicia para Inmigrantes: Una Mesa, Un Pueblo.” Un altar construido por la comunidad en frente de la plataforma estaba cubierta con símbolos representando la unidad, el medio de vida, y la esperanza expresada en la lucha del inmigrante para la justicia: flores de colores muy vivos hechas de papel maché, cruces de varias formas y tamaños, y costales de fruta, verduras, y panes.

Mientras varios grupos de fieles llegaban al sitio en procesión, un mariachi y grupos de matachines de mas de seis parroquias crearon el marco para la celebración Eucarística. Un coro energético – compuesto de miembros de casi una docena de parroquias locales – animó a los mas de 1,500 fieles reunidos en las calles. Los danzantes litúrgicos dirigían la procesión de entrada, repleta de banderas coloridas, estandartes y adornos. Concelebrando con Mahony habían 25 sacerdotes y nuestros estimados Obispos fronterizos, Armando Ochoa (El Paso) y Ricardo Ramírez (Las Cruces).

Fiel a su procedencia y carisma, Mahony le recordó a la congregación que todos hemos sido llamados por virtud de nuestro bautismo a responder por nuestras hermanas y por nuestros hermanos en necesidad – muchos de ellos inmigrantes. Dijo,”Toda la población de los EE. UU. es de pueblos inmigrantes…alguien me preguntó que derecho tenía yo de hablar por los inmigrantes, documentados o no. Hablo como un bautizado seguidor de Cristo quien nos llama a amarnos los unos a los otros, y especialmente a defender a las viudas, los huérfanos, los extranjeros en la tierra…Somos todos hijos de Dios.”

Mahony llamó a todos los fieles a responder a la realidad de la injusticia que experimentan los inmigrantes en nuestro país con palabra y con acción. “Esta es nuestra voz,” le dijo Mahony a la congregación, “Lo hacemos juntos como un cuerpo de Cristo.” En realidad, como Mahony nos recordó, Dios no distingue entre hombres, mujeres y niños quienes están documentados y los que no lo están – todos somos Hijos de Dios, todos unidos como un cuerpo alrededor de una mesa, en la cual compartimos colectivamente.

La noche de la cena de solidaridad de Voz de los Sin Voz, de nuevo sirvió como anfitriona la parroquia de Santa Lucía, reflejando el mismo espíritu de energía comunitaria y celebración que vimos durante la Misa al aire libre. Mas de 450 personas asistieron, y cerca de 100 individuos – muchos de ellos de Santa Lucía – sirvieron como voluntarios, preparando el salón y la sencilla comida de frijoles y arroz compartida para la cena. Esta ha sido la comida en cada una de nuestras cuatro comidas de solidaridad patrocinadas por la Casa Anunciación, reflejando la dieta cotidiana de muchos de los pobres de Latino América.

La noche estaba igualmente repleta de rito y simbolismo que expresaba la solidaridad y el compromiso de la comunidad con inmigrantes y el compromiso a la justicia de inmigrantes. Una oración de apertura ecuménica con mas de una docena de miembros de la comunidad, presentaron diferentes panes horneados por inmigrantes a través del mundo. Luego, varios huéspedes de la Casa Anunciación, hombres, mujeres, y jóvenes, presentaron una Declaración de Derechos de Inmigrantes (véase subnota) a la asamblea.

Una participante, Antonia, relató sus experiencias: “Me llamo Antonia, y soy madre soltera de tres niños. He estado viviendo en los EE. UU. con mis niños por cinco años. También son una hija y una hermana. En poco tiempo obtengo mi GED (certificado por hacer una prueba estandar en vez de graduarse de la prepa). Sobreviví la violencia doméstica y ahora estoy haciendo una vida mejor para mis niños.” Ella, como cada uno de los cuatro participantes, les dijo a las asistentes, “Soy inmigrante,” y luego les preguntó, “¿Dónde está la justicia? Pido justicia para inmigrantes.”

“Nosotros también somos inmigrantes,” hicieron eco seis jóvenes inmigrantes, todos ellos huéspedes previos de la Casa Anunciación quienes ahora estudian en escuelas secundarias y universidades. “Nosotros también preguntamos ‘¿Dónde está la justicia para inmigrantes? Nosotros también demandamos justicia para inmigrantes.’ ” Mientras los jóvenes leían la Declaración de Derechos de Inmigrantes a la comunidad, los huéspedes de la Casa Anunciación y voluntarios distribuían copias a los presente y les pedían que firmaran su propia declaración que se iba a mandar a los representantes del Congreso. Los asistentes respondieron a los inmigrantes con una ovación poderosa.

Antes que el Cardenal Mahony aceptara el Premio Voz de los Sin Voz, el director Rubén García, en nombre de la Casa Anunciación, reconoció el activismo y el testimonio mas visible por la justicia a inmigrantes en El Paso durante el pasado año. La parroquia de Santa Lucía representada por el P. Tony Celino y varios lideres laicos, así como el Monseñor Arturo Bañuelas, de la Iglesia Católica de San Pío X, recibieron ovaciones de pie. Bajo el liderazgo del P. Bañuelas, San Pío ha levantado un estandarte en la cúpula de la iglesia todo el año, visible desde la carretera, que declara: “Aquí Les Damos la Bienvenida a Inmigrantes.”

Antes de introducir al Cardenal Mahony, la Presidenta de la Mesa Directiva, Hna. Lilly Long, narró una cronología de muchos años del apoyo y del liderazgo del Cardenal a favor de inmigrantes en los EE. UU. Como obispo auxiliar en Fresno, California, Mahony trabajó para resolver las disputas laborales entre los trabajadores y la Unión de Cultivadores. En 1985, fue nombrado Arzobispo de Los Angeles; durante su tenencia, emprendió una campaña para justicia de inmigrantes – “Una Jornada de Esperanza.” Hoy día se une con los Obispos de la Conferencia Católica de los EE. UU. en la promoción de derechos para inmigrantes a nivel nacional.

García entonces ofreció las razones por seleccionar a Mahony como el recipiente del premio Voz de los Sin Voz: “Este premio se le otorga por su defensa de muchos años y la solidaridad con inmigrantes e indocumentados, y mas reciente por su valentía en oponerse a la Resolución 4437 de la Cámara de Representantes. Esta propuesta hubiera considerado a cualquier sin documentes en los EE. UU. como criminal, así como declarar criminales a cualquier persona que le ofrecía ayuda a tal persona.”

De hecho, en su homilía del Miércoles de Ceniza en 2006, Mahony había declarado que si tal propuesta llegaba a declararse ley, iba a instruir a todos los pastores de su diócesis – la mas grande en el país – que la desobedecieran. Tal ley, Mahony dijo, se oponía al mandato del Evangelio de servir a los mas pequeños entre nosotros: “El rehusar ayudar al prójimo,” Mahony había dicho, “es violar la ley con una autoridad mas grande que la del Congreso…la ley de Dios.” Las declaraciones atrevidas llegaron a darle mas vida al movimiento a favor de una reforma de inmigración justa y humana. En la primavera de 2006, miles salieron a las calles en ciudades a través de los EE. UU. en demostraciones masivas a favor del inmigrante.

Al recibir el cuarto premio de los Voz de los Sin Voz de la Casa Anunciación, Mahony fue cortés y energético. Mahony le dijo a los presente que aceptaba el honor no por los inmigrantes, pero a un lado de ellos, y por todos los fieles que son llamados a responder a las situaciones difíciles de los inmigrantes. Nos urgió a cada uno de nosotros que lucháramos por una reforma justa y humana de inmigración, ofreciendo una voz fuerte y unificada: “Esta es nuestra voz. Lo hacemos juntos como un cuerpo de Cristo.”

Antes de terminar, Mahony les pidió a todos que hicieran su parte en ayudar a realizar una reforma justa. Tales acciones pueden incluir, dijo: hablando con los vecinos o miembros de la comunidad, haciendo oración, involucrando a la parroquia en acciones tratando con esta cuestión, y/o poniéndose en contacto con los representantes del Congreso. “Este es el momento de inmigración y debemos aprovecharlo,” dijo.

Aunque muchos discuten que una reforma comprehensiva de inmigración no tiene mucha esperanza para una nueva vida en el futuro, Mahony no a parado sus esfuerzos para promover justicia para inmigrantes. Como un defensor incansable, el Cardenal ofrece liderazgo para el “Día de Acción en Honor de Trabajadores Inmigrantes y Sus Familias”, el primero de Mayo. Ha sido un partidario vocal de la iniciativa de la Iglesia “Sueños a Través de América” ; ha continuado hablando con líderes del Congreso en el pais y en Washington, DC sobre esto; y regularmente publica declaraciones pastorales de su arquidiócesis sobre la justicia para inmigrantes.

El una declaración del 29 de Julio Mahony volvió a declarar la posición de la Iglesia sobre inmigración: “Les aseguro que toda la Iglesia y yo siempre estaremos en solidaridad con la comunidad inmigrante….ustedes siempre son bienvenidos en nuestra Iglesia; esta es su casa.”

“Lo vuelvo a decir: Prometo que la Iglesia Católica y yo vamos a continuar a luchar por una reforma justa de inmigración. Nuestra Iglesia esta en solidaridad con ustedes y con todos nuestros hermanas y hermanas inmigrantes. Tenemos que sustituir el miedo y la inseguridad con el valor y la determinación. Debemos, podemos y vamos a ganar esta lucha.”

About michael connor

Word Press / front end developer Crossfit Level 1 Trainer White Water Rafting Guide
This entry was posted in Media and Commentary. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s