Los Grupos de Odio Adoptan la Agenda Contra Inmigrantes

por Heather Schaub

Desde al año 2000 los EE. UU. ha sido testigo de un aumento de 40 por ciento en grupos de odio. Muchos de estos grupos han explotado el tema de la inmigración ilegal para dar fuego a sus propias agendas. Su ideología ha florecido en la cultura de miedo que ha tomado posesión del subconsciente Americano. Después de 9/11, se extendió un pánico de terrorismo y falta de confianza de extranjeros, con una pauta creciente de echarles la culpa a los inmigrantes por los males sociales o los defectos del gobierno. En vez de enfocarse en crear un sistema viable de inmigración que reconoce la dependencia de los EE. UU. en trabajadores extranjeros, la retórica dominante demonizó y criminalizó al indocumentado en medio de nosotros.

El Centro de Leyes de Pobreza del Sur (SPLC) publicó un resumen anual sobre “El Año de Odio,” y su mas reciente reporte identifica 844 grupos de odio existentes en los EE. UU. en 2006 (véase www.splcenter.org). Este reporte asombroso también documenta la existencia de 144 grupos “extremistas nativistas” – aquellos específicamente motivados por xenofobia – que actualmente operan en 39 Estados. La mayor proporción de estos grupos extremistas existen en el sudoeste, en donde se ha documentado que hay 19 en Arizona, 25 en California, 13 en Texas, siete en Colorado y siete en Nevada.

En estados fuera de la región fronteriza, muchos de estos son grupos locales del “Cuerpo de Defensa Civil Minutemen” o del “Proyecto de los Minutemen,” ambos de los cuales nacieron de la operación original de Minutemen en el condado de Cochise, Arizona, en Abril 2005. Estos capítulos de Minutemen son activos en recabar fondos, reclutar voluntarios para vigilar la frontera, y conducir protestas o vigilar en sus propias ciudades. En donde se permite por ley, los miembros cargan armas de fuego abiertamente.

Estos grupos se dirigen directamente a los inmigrantes y están contribuyendo mensajes racistas a un movimiento de la derecha contra la migración. En vez de abogar por cambios en la política como mejor seguridad o ejecución de la ley para darles trabajo a los inmigrantes, estos grupos tienen como objetivo a los inmigrantes mismos. Patrullas fronterizas de vigilantes son una estrategia de estos grupos de odio; otro método incluye la vigilancia de casas de Mexicanos y Centro Americanos o la intimidación de inmigrantes Latinos en los sitios de trabajo.

Estos grupos de odio xenófobos parece estar creciendo exponencialmente – casi cien grupos se han formado desde Abril 2006. Muchos notan que la expansión rápida de tales grupos coincide con la reciente prominencia del “tema de inmigración” en el campo del orden público. Además, la primavera de 2006 vio reuniones históricas sobre inmigración

y marchas a través de los EE. UU.; centenares de miles de personas salieron a las calles a demandar tratamiento digno y justo para inmigrantes indocumentados que viven en los EE. UU. Grupos de odio del país han respondido de la misma manera, incrementando sus números y expandiendo sus tácticas de ofensa. (Véase “Shoot, Shovel, Shut Up” en el sitio web del SPLC para mas información).

En sus memorias, el jubilado agente de aduana, Lee Morgan, un veterano de treinta años en la agencia, cita los fracasos de la política contemporánea de inmigración y conecta el clima cambiante después de 9/11. “Esta exageración, esta retórica, esta fobia tocante a los Mexicanos – no creo que oí algo tan malo antes de 9/11. ¡El ver la conexión del trabajador ilegal, quien ha estado aquí por años, al terrorismo es malo, malo, malo! (www.splcenter.org: On the Line).

Por cierto, con el clima de miedo perpetuado en los EE. UU. después de 9/11, el Klu Klux Klan y los grupos neo Nazis han continuado empujando su propia agenda. Tales grupos de odio establecidos han ampliado su enfoque para ser parte del movimiento contra la inmigración. El “Movimiento Socialista Nacional” un grupo neo Nazi prominente basado en Minnesota programó su concierto “Rock Contra la Inmigración Ilegal” después de un mitin en Texas. Su sitio web (http://www.nsm88.com/index2.html) anunció un plan llamado “Echen al Mojado Fuera” para Junio 2007, en el cual el candidato para presidente inspeccionó la frontera EE. UU./ México. Junto con su mensaje de la superioridad de los arios, el grupo mandó el siguiente mensaje relacionado a la seguridad fronteriza: “Nosotros los Americanos blancos quizá vayamos a organizar nuestros propios voluntarios armados para defender la frontera si el gobierno de los EE. UU. no lo puede hacer o no está dispuesto a hacerlo. También abiertamente aprobamos la Patrulla Fronteriza de los EE. UU. y pedimos que sus limitaciones se levanten para que puedan hacer su trabajo y defender las Fronteras.” Otro grupo establecido, el Consejo de Ciudadanos Conservadores, una organización de blancos separatistas basado en el Sur, avanza su ideología encendiendo miedos y resentimientos; actualmente considera la inmigración de personas no blancas como su factor clave.

Esta xenofobia exagerada generada por extremistas ha llegado hasta los medios de comunicación dominantes y ha avivado el movimiento contra la inmigración. Por ejemplo, las teorías conspirativas han empezado a circular; uno alega la anexión por México del Sudoeste de los EE. UU. Otro, que se encuentra en el sitio web de Illegal Aliens, US (http://www.illegalaliens.us/aztlan.htm) alega que organizaciones prominentes como el Fondo de Defensa Legal Mexicano-Americano y el Consejo Nacional de La Raza apoyan el que se regrese el Sudoeste Americano a México. El ciudadano medio que quizá no tenga lazos personales con inmigrantes en su comunidad quizá se encuentre interiorizando el racismo y el miedo inherente en tales acusaciones. Mark Potok, Director del Proyecto de Inteligencia del SPLC declara, “Esta clase de propaganda verdaderamente vil comienza en grupos de odio, y logra pasar a un movimiento mas grande contra inmigrantes, y antes de que se sepa, llega a lugares como al programa ‘Lou Dobbs Tonight’ en CNN. Este país necesita un debate robusto sobre inmigración, pero no necesita un debate basado en alegaciones racistas y teorías conspirativas falsas.”

Tal referencia al programa “Lou Dobbs Tonight” es un ejemplo en el cual la propaganda nativista impregnó los medios de comunicación importantes. En Mayo 2007, Dobbs erróneamente reportó que “….había habido 7,000 casos de lepra en este país en los pasados tres años, muchos mas que en el pasado,” y atribuyó este aumento a “….la falta de revisión de los inmigrantes ilegales.” El columnista del New York Times David Leonhardt investigó esta “relación poco fundada con la verdad” y reportó que había habido 7,000 casos de lepra diagnosticados a través de 30 años en los EE. UU. con una caída constante desde 1983.

El reporte de Leonhardt pone de relieve el hecho de que “Dobbs a menudo da importancia a y cita a activistas con lazos a grupos extremistas y hasta abiertamente racistas…..pero Dobbs consistentemente no menciona esas conexiones.” Además, hay una total falta de voluntad para reconocer que ha obrado mal; en respuesta a la controversia, Dobbs declaró: “Si lo reportamos, es un hecho.” Entre tanto el índice de audiencia se ha redoblado en los últimos dos años, y su reportaje manipulador agita el miedo y la falta de información en el publico Americano. El 5 de Junio2007, The Nation publicó una respuesta en el Internet a las falsas afirmaciones de Lou Dobbs y el SPLC puso anuncios en The New York Times y USA Today pidiéndole a CNN que anunciara una corrección (http://www.thenation.com/bloga/educut?pid=202453). Sin embargo, CNN no ha tomado pasos para aclarar lo falso y a Dobbs se le ha dado el puesto de comentarista en CBS.

Lo que está bien claro es que sin liderazgo fuerte sobre inmigración al nivel federal, mas comunidades están tomando acción con sus propias manos. En las palabras de Morgan, agente de aduana jubilado, “Si el gobierno federal no les puede dar a los Americanos seguridad en la frontera, entonces los vigilantes lo harán, por todas las malas razones.”

Cuando la reforma comprehensiva de inmigración se detuvo por completo este verano las comunidades inmigrantes siguen siendo chivos expiatorios de los problemas sociales, y las municipalidades a través del país han intentado promulgar leyes de viviendas contra los inmigrantes. En el suburbio de Dallas, Farmers Branch, TX, los votantes locales pasaron una ley que no permite que propietarios les renten a inmigrantes ilegales. Grupos de derechos civiles presentaron cargos y el consejo de la cuidad revocó la ordenanza de vivienda original; sin embargo, los votantes aprobaron una similar, pero menos restrictiva iniciativa de votación en Mayo 2007. Al presente, solo el alcalde se opone a estas medidas racistas. Lo que mas inquieta de este ejemplo es el hecho que tales medidas no son el trabajo de unos pocos extremistas o políticos no populares; pero, representan un voto sólido de ciudadanos de los EE. UU. que les tienen miedo a sus vecinos inmigrantes y perciben una amenaza a su “modo de vida Americano.”

Hay un sin número de tales acciones de odio e inspiradas por miedo en comunidades por todo el país. Este Julio, los Estados de Arizona y Virginia promulgaron legislación igual, punitiva y opresiva contra inmigración. El Gobernador Napolitano de Arizona aprobó una ley estatal, efectiva en Enero 2008, que requiere que empresas verifican el estatus legal de sus empleados o estén en peligro de que sus permisos sean suspendidos o revocados. Al disminuir las oportunidades de empleo para inmigrantes, Napolitano espera que el flujo de inmigrantes se disminuya mucho en Arizona. A través del país, el Consejo de Supervisores del Condado de Prince William en Virginia, inició una resolución de negar servicios del condado, incluyendo la educación y servicios médicos a inmigrantes ilegales. El condado también ha ampliado los poderes de los policías para revisar el estatus de inmigración. El Condado de Loudoun en Virginia, siguió similar legislación, y otras comunidades por el país están viendo atentamente para decidir como van a tratar la inmigración a nivel local.

Ahora que la reforma comprehensiva de inmigración se ha paralizado, pueda ser que haya mas acciones odiosas dirigidas hacia individuos – así como leyes racistas – tomando raíz en las comunidades. Como activistas y personas de conciencia, necesitamos estar conscientes de la presencia de odio en medio de nosotros y de grupos propagando el miedo y la división. La responsabilidad está en cada uno de nosotros de cuestionarnos sobre el racismo cada vez que lo veamos brotar en nosotros o en nuestras comunidades. En el tiempo de fervor en nuestra nación después de 9/11, necesitamos mas que en otro tiempo, cuestionar este miedo de “el otro” y examinarnos cómo podemos fortalecer asociaciones localmente y por toda la nación.

Heather Schaub fue voluntaria en la Casa Anunciación y en la Casa Peregrina de 2000 hasta 2001, y desde 2004 es miembro de la Mesa Directiva de la Casa Anunciación. Vive en Seattle.

About michael connor

Word Press / front end developer Crossfit Level 1 Trainer White Water Rafting Guide
This entry was posted in Media and Commentary. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s