Ley AgJOBS de 2007

por Amy Joyce

Una reforma de inmigración justa y humana – que establezca un orden de la unificación de la familia y que ponga a los 12 millones o mas de inmigrantes indocumentados en los EE. UU. en el camino a la ciudadanía, inmigrantes que ya están enriqueciendo nuestra fabrica social y contribuyendo a nuestra economía – es lo que deseamos, por lo que estamos trabajando, y por lo que rezamos y hacemos súplicas. Esta reforma, sin embargo, se ha puesto en espera. No hay ninguna manera de saber cuando o si a la mayoría de los inmigrantes que están entre nosotros – aquellos a quienes llamamos amigos, por los cuales abrimos nuestras puertas y con los cuales nos mantenemos unidos en solidaridad – se les otorgue la oportunidad de ajustar su estatus y llegar a ser residentes y ciudadanos legales de los EE. UU.

No obstante, hay grupos mas chicos de inmigrantes que tienen la oportunidad de llegar a ser residentes y con tiempo ciudadanos de los EE. UU. con todos los beneficios y las protecciones que acompañan tal ciudadanía. Un tal grupo es el grupo de trabajadores agrícolas indocumentados.

El Departamento de Labor estima que lo inmigrantes son como 800,000, o 50 por ciento de los aproximadamente 1.6 millones de trabajadores agrícolas en los EE.UU. Los agricultores mismos estiman que esos números son mucho mas grandes y representan mas de 80 por ciento de todos los trabajadores agrícolas. (New York Times, ¿Quien va a Trabajar en la Agricultura?” Marzo 23, 2006). Estos 800,000 – o quizá 120,000 personas – tienen la oportunidad de empezar a tomar un paso en el camino a la ciudadanía por razón de la legislación propuesta conocida como ley AgJOBS – Oportunidades, Beneficios, Seguridad de Trabajo Agrícola –de 2007.

El AgJOBS es un pedazo de legislación que ha estado en proceso por años y tiene un apoyo ancho de Demócratas y Republicanos, de los que emplean en la agricultura, y la organización de Trabajadores Agrícolas Unidos. Se introdujo en enero 2007 en el Senado por los Senadores Craig, Feinstein, y Kennedy como S. 340 y en la Cámara de Representantes por Berman y Cannon como HR. 371. Desde Enero, se ha revisado como resultado de negociaciones entre varios senadores y la Casa Blanca. La última versión de AgJOBS fue parte del proyecto de ley del Senado 148, el último proyecto de ley para la reforma comprehensiva de inmigración a considerarse este pasado verano. Ese proyecto, como lo conocemos, no llegó a ser ley; su fracaso esencialmente cerró la discusión sobre la reforma comprehensiva de inmigración por lo pronto (véase “El Auge y Caída de la Reforma de Inmigración” en esta publicación).

Aunque la discusión sobre la reforma comprehensiva de inmigración se ha detenido, los que apoyan AgJOBS continúan sus esfuerzos para traerla a la mesa de discusión legislativa para que se someta a la votación y llegue a ser ley. Esperan que se considere como una propuesta independiente.

La legislación AgJOBS es compleja, pero se puede reducir a algunos elementos esenciales, de los cuales hay dos: uno enfocado en trabajadores agrícolas indocumentados y el otro enfocado en el programa del plan de trabajo temporal, H-2.

Primer Paso

AgJOBS proveería un camino hacia la ciudadanía para trabajadores agrícolas indocumentados en los EE. UU. que han estado aquí trabajando en la agricultura por medio de un proceso de “ajuste ganado”. Tal proceso implicaría que primero calificaran como residentes temporales y luego residentes permanentes legales. Algunos de los detalles sobre “ajuste ganado” de estos trabajadores agrícolas indocumentados incluyen:

v Hacer la aplicación por estatus temporal de no inmigrante bajo lo que se llama visa Z-A (el limite de las Visas Z-A seria 1.5 millón de trabajadores); y

v Pagar una “multa” de $100 dólares.

Segundo Paso

v Hacer la aplicación por y obtener una tarjeta verde; luego,

v Cumplir con los requisitos de trabajo (a lo menos 100 días de trabajo por año por cinco anos, el periodo empezando el día que la Ley llegue se promulgue; o 150 días de trabajo por año por tres años durante el periodo de tres años que empieza el día que la Ley se promulgue);

v Volver a su país de origen para llenar la aplicación en un consulado de los EE. UU.; y, finalmente,

v Esperar por un periodo de ocho años. (El gobierno no va a dar tarjetas verdes a aquellos trabajadores agrícolas hasta que los casos de inmigración atrasados se aclaren.)

La Ley AgJOBS también haría cambios al programa de trabajadores agrícolas temporales (H-2A), un programa que cada año permite a los que emplean trabajadores agrícolas en los EE. UU, que traigan trabajadores fuera del país para hacer trabajos agrícolas que duren no mas de diez meses. AgJOBS modificaría este programa de trabajador temporal de dos maneras: un cambio para los que emplean a los trabajadores y otro que aplique a los trabajadores temporales mismos.

Para empleados que pidan ayuda de trabajadores temporales, la Ley haría el proceso mas fácil, “reduciendo el papeleo para los que emplean y limitando la vigilancia del gobierno en la aplicación del empleado (del sitio web de Justicia para el Obrero, “Un Resumen de la Ley AgJOBS de 2007 en el Compromiso Senado-Casa Blanca, Proyecto de Ley 1348 Propuesta por el Sanado, página 4). Para los trabajadores temporales, la Ley continuara ciertas protecciones, como la de garantizarles a lo menos tres cuartos del tiempo de trabajo prometido por el que los empleó y una copia del contrato de trabajo y recibos de pago.

Adicionalmente, la Ley haría ciertos cambios significantes a las provisiones actuales de H-2A. Por ejemplo, residencia – en un tiempo el empleador la proveía – ahora se puede reemplazar con un sobresueldo por el costo de vida. Y a trabajadores en el programa H-2A se les va a permitir reparación de agravios contra sus derechos en cortes federales, en vez de solo en las cortes locales estatales. Así es que a los trabajadores de H-2A “se les permitiría demandar en corte federal para que sus sueldos, beneficios de reembolsos de vivienda, el costo de transportación, garantía de mínimo tiempo en el trabajo, protecciones de seguridad en vehículo de motor, y otras condiciones escritas en la oferta para empleo en H-2A se lleven a cabo” (Ibídem, página 6).

Si han leído el articulo en esta publicación sobre el sistema de trabajador huésped H-2A en los EE. UU., saben que es un sistema estructurado de tal manera que los trabajadores trabajando sin él son victimas de abuso y explotación. Les recuerdo lo que se decía en ese artículo porque las nuevas y modificadas provisiones de la Ley AgJOBS, mientras parecen de gran promesa y de mas beneficios a los trabajadores H-2A, en realidad van a llegar a ser solo palabras en papel. Esta discrepancia entre la teoría y la práctica es en gran parte debido a las características problemáticas del sistema del trabajador huésped vigente. Un problema principal de este sistema es el hecho que los trabajadores bajo

H-2A también pueden trabajar por el patrón que solicitó la visa. La realidad está en la raíz de mucho del abuso que los trabajadores huéspedes sufren mientras están en los EE. UU. trabajando en nuestros campos agrícolas.

Mi corazón yace con los trabajadores cuyas necesidades económicas son tan grandes. Deseo que estos hombres y estas mujeres tengan opciones que les permita que ganen lo suficiente para vivir. Pero este sistema de trabajador temporal les quita mucho mas de lo que les da. Seria una terrible vergüenza de nuestro país el continuar usándolo para ver de nuestras necesidades agrícolas sin una reforma seria.

Las siguientes palabras de Bruce Goldstein, Director Ejecutivo de Justicia Obrera, hacen eco de mi esperanza para el futuro de los trabajadores agrícolas en los EE. UU. El sugiere que el programa de trabajadores temporales no va a ser necesario y se va a eliminar completamente.

“En conclusión, si el proyecto AgJOBS se promulga, el devengado programa de legalización debe permitir a una gran mayoría de los obreros indocumentados actualmente contribuyendo a la economía a empezar el proceso de ganarse estatus legal. Va a haber muchos retos a ayudar a tales obreros a vencer obstáculos al tratar de juntar evidencia de su empleo pasado y cumplir con los requisitos para trabajo agrícola eventual. Además, el simple hecho de tener estatus legal no les garantiza que los sueldos y las condiciones de trabajo vayan a mejorarse; ni tampoco su estatus legal elimina la discriminación en las leyes laborales federales y estatales que continúan enfrentando los trabajadores agrícolas. El gobierno y los empleadores deben tomar pasos para estabilizar esta fuerza laboral haciendo el trabajo del campo mas atractivo y mas productivo. Con un gran número de trabajadores agrícolas inmigrantes legales en el país, no debe haber necesidad de trabajadores temporales según H-2A durante varios años después de que comience el programa de legalización. Los cambios al programa H-2A necesitan gran vigilancia por la parte del defensor del trabajador y de las agencias de gobierno para prevenir que los empleadores sin escrúpulos tomen ventaja de vulnerables trabajadores temporales.

Como muchos compromisos sobre cuestiones controversiales, esta legislación contiene algunas concesiones dolorosas, pero el resultado es mucho mejor que el presente estado y les ayudará a los trabajadores mas allá en el futuro. Se debe apoyar” (Ibídem, paginas 6-7).

Justicia Trabajador Agrícola es una organización que busca darles poder a los inmigrantes y a trabajadores por temporada a mejorar su condiciones de trabajo y de vivienda, su estatus de inmigrantes, salud, seguridad laboral, y acceso a la justicia. Utilizando un enfoque multifacético, Justicia trabajador Agrícola toma parte en litigaciones, defensa legislativa y administrativa, asistencia técnica y entrenamiento, creando coaliciones, educación publica y apoyo a la organización de uniones. Para mas información sobre Justicia Trabajador Agrícola vaya a www.farmworkerjustice.org.

Amy Joyce es originaria de Chicago, y sirve en la Casa Anunciación en varias capacidades, incluyendo coordinador de voluntarios. Amy comienza su tercer año de servicio a la Casa Anunciación.

About michael connor

Word Press / front end developer Crossfit Level 1 Trainer White Water Rafting Guide
This entry was posted in Media and Commentary. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s