La Grandeza y la Decadencia de la Reforma Comprensiva de Inmigración

por Megan Hope

En los últimos dos años, el tema más hablado en el país ha sido inmigración – no sólo por quienes apoyamos el trabajo de la Casa Anunciación, pero por todos. Incluso personas que hasta ahora no estaban conscientes de los inmigrantes en medio de ellos, pusieron atención, hablaron del tema, lo comunicaron por el Internet, marcharon, le subieron el volumen a sus radios, y se comunicaron por teléfono. De hecho, un volumen masivo de llamadas causó que la conmutadora del Capitolio se cerrara antes de la votación que hubiera terminado el debate en el futuro sobre inmigración en el Congreso.

En la votación del 28 de Junio, el Senado votó 53-46 contra la moción de cerrar el debate y seguir con la conclusión del proyecto del Senado,1639, “Fronteras Seguras, Oportunidad Económica, y Ley para la Reforma de Inmigración de 2007”. (Varias semanas antes, las mismas provisiones eran parte de la ley propuesta S. 1348). Por ser que los líderes de la intervención parlamentaria no se ponían de acuerdo en el tiempo que iba a dar a la discusión, un grupo de 27 enmiendas propuestas a S. 1639, el votar para cerrar el debate llegó a ser esencialmente la única posibilidad para proceder.

La “gran oferta”, como se llegaron a conocer los acuerdos entre la versión de la Casa Blanca para reforma y los deseos de prominentes defensores de inmigración, pedía mayores cambios a la ley de inmigración de los últimos 20 años. La ley propuesta hubiera provisto a algunos inmigrantes indocumentados una vía para la legalización, aunque introducía una manera radicalmente diferente de priorizar la clase de inmigrantes que calificaran para la legalización en el futuro. Hubiera ampliado el controversial uso de trabajadores temporales y hubiera aumentado sustancialmente la ejecución de leyes fronterizas y de empleo. Las implicaciones históricas de la ley propuesta incitó pasiones por todos lados, y el tiempo era importantísimo. La administración del Presidente Bush desesperadamente deseaba afirmar la reforma de inmigración como una victoria doméstica al aproximarse las elecciones del 2008.

Al final, quienes proponían de la ley admitieron que la “gran oferta” ni era grande ni mucho más una oferta. Pero al enfrentarse con la competencia de defensores de leyes contra inmigrantes, los que la apoyaban estaban resueltos. Un correo electrónico del Foro Nacional de Inmigración, un grupo defensor en Washington, D. C., imploró que “No obstante su posición sobre la ley misma, las multitudes que se oponen a la inmigración se están volviendo locos, y los Senadores necesitan escuchar a los electores que están a favor de los inmigrantes.”

¿Era la reforma sobre inmigración comprensiva en realidad el modo último de “defender a los inmigrantes”? ¿Quién causó su derrota? ¿Es verdad, como los que lo apoyaban advirtieron, que nada sería peor que el que ésta reforma no llegara a ser ley? ¿O, mas bien, como los que se oponían reclamaron, que nada sería mas peligroso? A falta de reforma a la política de inmigración, ¿qué se puede hacer para mejorar la fortuna de las personas que vienen a la Casa Anunciación y la de otros inmigrantes?

Los que Están Detrás de los Tratos para la Reforma Comprensiva de Inmigración

Quizá lo primero que tenemos que entender sobre la Reforma Comprensiva de Inmigración es lo que no es. No obstante la manera en que se ha simplificado el debate por los medios de comunicación y otros observadores – y hasta por los participantes – no es un conflicto bien definido de inmigrantes y de sus defensores contra las derechas y “la multitud de los que se oponen a la inmigración.” Tampoco los “defensores de inmigrantes,” “los que se oponen a la inmigración,” o las fuerzas monolíticas y homogéneas de los inmigrantes mismos.

Vea usted los votos finales: Los que apoyan al Presidente Bush, como el líder de la minoría del Senado Mitch McConnell, votaron en contra de cerrar el debate, mientras Trent Lott y Barack Obama se unieron para apoyar la ley. Diferentes reacciones para el fracaso de la reforma de inmigración reunió a muchos de diferentes sentimientos. El Presidente Bush así como el Senador Edward Kennedy están completamente desilusionados. Rush Limbaugh y un grupo de inmigración que incluye la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida y Homosexuales para la Justicia Económica se sienten redimidos.

¿Por qué tantas discrepancias? En el análisis después del voto, Maurice Belanger del Foro Nacional de Inmigración describe la naturaleza de la participación de la administración Bush en la reforma comprensiva de inmigración como contribuidora a la ley final y responsable de darle un carácter desagradable. “En vez de trabajar con un grupo núcleo de reformadores (de inmigración) del último Congreso, la Casa Blanca hizo a los que se opusieron a la reforma el año pasado lo central a las negociaciones,” escribe Belanger. “La Casa Blanca quería negociar un trato que fuera apoyado por la mayoría de Republicanos.” Tal trato, sugiere, resultaría en una ley que proveyera una “solución” al “problema” de 12 millones de inmigrantes indocumentados, expandiera el programa de trabajadores extranjeros como una fuente de labor barata para las corporaciones, y sería “de mano dura” en la inmigración poniendo énfasis en la seguridad de la frontera y el cumplimiento de la ley. Pero, Belanger dice, el crear una ley totalmente Republicana era imposible. Implica que al tratar de complacer a todos, la ley llegó a no agradar a nadie.

La historia reciente ha demostrado que la reforma comprensiva de inmigración siempre ha sido de intercambio de comercios y de compromisos, incluyendo algunos tan significativos que muchos inmigrantes y sus defensores se han disgustado consistentemente por el movimiento. David Bacon, un escritor que escribe sobre México, la labor, y la inmigración, explica, “No obstante el hecho que la ley del Senado 2007 fue respaldada por la administración Bush, muchos de sus proponentes no eran Republicanos, pero Demócratas liberales… Apoyando la ley había una red de un grupo de miembros de presión que la prensa llamaba ‘defensores de inmigración’, empresas grandes, y grupos de expertos conservadores. Por dos años, esta alianza defendía una estrategia de la legalización del intercambio de inmigrantes indocumentados por mayor aplicación de la ley sobre inmigrantes y programas para trabajadores extranjeros” (D. Bacon, http://www.dbacon.igc.org).

Destacados entre los “defensores de la inmigración” eran el Foro Nacional de Inmigración y la Coalición De Inmigración para el Trabajador Esencial (EWIC). Como Bacon describe, el EWIC reúne a 40 de las mayores asociaciones de comercio y fabricación (e importantes empleados de inmigrantes) en el país, incluyendo Wal-Mart, Marriott, Tyson Foods, y la Asociación de Empresas Constructoras y Contratistas, bajo el auge de la Cámara de Comercio de los EE.UU. El EWIC consiguió un grupo de expertos del Instituto Cato, un instituto libertario, para producir las recomendaciones que el Presidente Bush ha repetido palabra por palabra sobre trabajadores extranjeros. “El Instituto Manhatan de la derecha [grupo de expertos] provee cobertura adicional [a programas para trabajadores extranjeros],” escribe Bacon. Cerrando el círculo, John Gray, que encabeza EWIC, también es cabeza de la Asociación Nacional de Restaurantes, y encargado de la mesa directiva de la Reforma Nacional de Inmigración.

Un artículo escrito por el director ejecutivo del Consejo Nacional de La Raza (CNLR), la organización mas grande de defensa y derechos civiles Latinos en los EE. UU., y miembro de la Coalición para Reforma Comprensiva, publicó un articulo en el New York Times en Febrero en el cual insinúa sobre la influencia que este aparentemente variopinto grupo de proponentes tuvieron el uno con el otro. Titulado “Un Cambio de Corazón,” la columna explica que “después de décadas de oposición fuerte hacia los programas de trabajadores temporales,” CNLR y otras organizaciones habían decidido que “un programa nuevo con visa para trabajadores” era necesario para ayudar a los inmigrantes y satisfacer la demanda del país para la seguridad y la inmigración ordenada. De casualidad, Wal-Mart, miembro del EWIC y 14 otros multinacionales son patrocinadores corporativos de CNLR.

La Deformación de la Inmigración: Los Tratos Crudos en el Proyecto de Ley del Senado

Mientras critican algunas provisiones de los proyectos de ley para la reforma de inmigración de los últimos años, los proponentes de la reforma comprehensiva de inmigración han defendido su estrategia básica. Belanger explica que aunque el proyecto de ley del Senado en su forma final se ha movido a la derecha, era “agradable a algunos pocos,” los defensores de inmigrantes que insistían que llegara a ser ley lo hacían principalmente por una legislación que legalizara a millones de inmigrantes indocumentados y pudieran sobrevivir. Pero, al desacreditar el plan de la legislación como “amnistía”, los anfitriones de programas de radio y grupos opuestos a la inmigración unieron sus llamados y lograron que Republicanos votaran para que se terminara el debate, indica Belanger.

La Asociación Política México-Americana (MAPA) tiene una teoría diferente sobre el fallecimiento del proyecto de ley. En el Internet anuncia, “¡Se RECHAZO el Proyecto de Ley para la Reforma de Inmigración! ¡Debido a Sus Defectos Inherentes!”

Algunos de los defectos inherentes que MAPA, Filipinos para Acción Afirmativa, La Red Nacional para Derechos de Inmigrantes y Refugiados y otros que se declaran listos “para defender a los inmigrantes” — incluyendo algunos voluntarios y personas que apoyan el ministerio de la Casa Anunciación – encuentran en el proyecto de ley para la reforma comprensiva de inmigración del Senado lo siguiente:

A. El plan de legalización contiene peligros y beneficios limitados para inmigrantes actualmente indocumentados.

La legalización del plan de la ley proyectada se promocionaba como la respuesta para un estimado 12 millones de inmigrantes indocumentados en los EE. UU., la mayoría de los cuales, al presente, no son elegibles para solicitar residencia legal permanente (RLP – el estatus que requiere que antes de que un inmigrante sea elegible para obtener ciudadanía). En realidad, las provisiones de legalización incluyen tantas restricciones y requisitos difíciles que solo un pequeño porcentaje, de los 12 millones, podría calificar a tiempo. El procedimiento sería mucho más lento y mucho más caro que los procesos de legalización actuales. Un adulto que haga su aplicación quizá tenga que pagar $8,500 en costos y multas y esperar de 8 a 13 años antes de recibir su estatus RLP – y sólo si tiene suficientes puntos bajo el sistema nuevo de meritos ganados (abajo descrito) para poder calificar.

Mientras tanto, los aspirantes estarían en un estatus provisional temporal hasta que cumplieran con ciertos “incitadores principales(abajo descritos) y luego tuvieran visas de cuatro años hasta que las aplicaciones actualmente atrasadas se hayan aclarado. Entonces tendrían que regresar a su país nativo para hacer su aplicación para estatus RLP. Durante la espera, los inmigrantes serían mas vulnerables a abusos en el lugar de empleo temiendo quejarse y perder su trabajo, ya que el empleo es un requisito. Los niños y los esposos que no viven en los EE. UU. desde el 1 de Enero, 2007, no tienen derecho de conseguir un estatus de prueba, así que la separación de la familia — uno de los problemas que la reforma de inmigración trató de cambiar – se perpetuaría. Si esto es “amnistía”, en realidad es una amnistía cruel.

B. El sistema basado en meritos ganados devalúa la reunificación de la familia como un principio central de la política de inmigración de los EE. UU.

Actualmente, la elegibilidad para estatus RLP se basa mas bien en las relaciones de la familia, con la meta de reunir miembros de familia mas cercanos en los EE. UU. El proyecto de ley reemplazará este sistema con un sistema basado en méritos ganados, por el cual los aspirantes recibirán más puntos por la clase de trabajo, el trabajo con una empresa de los EE. UU., la aprobación del empleador, la edad, el nivel de educación, y competencia en el Inglés más que por las relaciones con la familia. Los inmigrantes que hicieron aplicaciones para la familia antes de Mayo 2005 estarían exentos de este sistema de puntos, pero los que hicieron su aplicación después de esta fecha “perderían su lugar en la cola” y tendrían que volver a entregar su aplicación. El programa trata de aclarar todas las aplicaciones atrasadas; sin embargo, los límites que se imponen en algunas categorías de visas de inmigrantes alargará todo lo atrasado. Un análisis del proyecto de Ley, realizado por la Red Nacional para Derechos de Inmigrantes y Refugiados, concluye que este nuevo sistema “favorecerá a los de habla Inglesa, y a los inmigrantes sumamente expertos y educados que se perciben como los mas “aptos” para las necesidades de la economía de los EE. UU.” Así es que el oportunismo y la discriminación triunfarían sobre “los valores de familia.”

C. El programa ampliado del trabajador extranjero no respeta la unidad de la familia y perpetúa un sistema de trabajadores extranjeros tratados como comodidades desechables.

El proyecto de ley del Senado proveería 200,000 visas para trabajadores extranjeros cada año. Las visas serían buenas por dos años y se podrían renovar un máximo de dos veces, si el trabajador regresa a su país por un año entero entre renovaciones. El cónyuge y niños menores los podrían acompañar en los EE. UU. por un período de dos años y unicamente si el trabajador puede demostrar un cierto nivel de sueldo y proveer seguro médico para la familia. También, a cualquier trabajador cuya familia lo acompaña se le daría una renovación de visa en vez de dos. Lejos de ofrecer una vía para la legalización de trabajadores temporales, unicamente aquellos con visa y “sumamente expertos” pueden ganar puntos hacia un número de tarjetas verdes limitadas. Como el programa de legalización para inmigrantes indocumentados, el programa para el trabajador extranjero no estaría en efecto hasta que los incitadores principales se cumplieran. El proyecto de ley no incluye las provisiones del mejor proyecto de ley AgJOBS (descrito en otro artículo en esta publicación).

Aunque el nuevo programa para el trabajador extranjero incluyera algunas mejoras sobre el programa actual para visa H-2, como la habilidad de los trabajadores de cambiar empleadores (en el mismo programa), es peor que lo que NCLR y otros defensores originalmente negociaron. Aún así, negociar cualquier clase de programa para el trabajador extranjero que se asemeje al estado de las cosas es ruinoso para los inmigrantes y la integridad del sistema de trabajo de los EE. UU. Hace algunos meses el Centro de Ley de Pobreza del Sur (www.splcenter.org) publicó un reporte, “Casi Esclavitud,” con minuciosa evidencia de abusos extensos y sistemáticos a trabajadores bajo el actual programa H-2. Trabajadores extranjeros son rutinariamente defraudados de sus sueldos, detenidos como esclavos, obligados a vivir en condiciones miserables, y les son negados beneficios médicos para heridas en el trabajo. Aunque se les otorgan algunas protecciones básicas por el empleo, ejercerlas no es posible por múltiples razones, y la ejecución por el gobierno “casi no existe”. El reporte concluye que sólo cambios radicales – mas allá de los que se previeron por la reforma comprensiva de inmigración – puede alterar un sistema de labor que, por su propia naturaleza, explote.

Los programas del trabajador extranjero también son nada al enfrentarse con los reclamos de algunos Americanos que dicen que los inmigrantes “solo vienen a trabajar” y que no tratan de integrarse en las comunidades. ¿Cómo van a “integrarse” cuando son literalmente manos obreras usadas a ratos para llenar falta de trabajadores? Como nota John Swenney del AFL-CIO, que lo que es malo para los trabajadores inmigrantes es malo para todos trabajadores. “La mejor manera de garantizar los derechos y los sueldos de todo trabajador en este país,” dice, “es el darle a todo inmigrante la oportunidad de ser ciudadano, con todos los derechos y obligaciones que esto implica.”

D. La ejecución de las provisiones del proyecto de ley fomentaría violaciones contínuas de los derechos de los inmigrantes, y el contínuo tratamiento como criminales a los trabajadores inmigrantes.

Como antes se notó, los programas de legalización y de trabajadores extranjeros incluídos en el proyecto de ley no pueden iniciarse hasta que ciertos incrementos en la ejecución de las leyes de inmigración se hagan y se certifiquen por el Departamento de Seguridad de la Patria (se espera que tome como un año y medio, pero no hay un tiempo fija en la ley, según está escrita). Algunos de estos “iniciadores principales” incluyen: obtener (por el Departamento de Seguridad de la Patria) “control operativo” de la frontera; emplear, entrenar y mandar 20,000 agentes de la Patrulla Fronteriza; construír 370 millas de muralla en la frontera y 300 millas de barreras para vehículos; edificar o ver que se construya suficientes locales para detener mas de 31,500 inmigrantes en un solo día; e implementar el Sistema Electrónico para la Verificación de Empleo (una base de datos que los empleadores usarían para ver si el empleado puede trabajar legalmente en los EE. UU.).

Otras provisiones para la ejecución de las provisiones en la ley también incrementaron las multas y los castigos contra los que emplean sabiendo que los inmigrantes son indocumentados; imponiendo castigos criminales por entrar al país ilegalmente y un incremento de castigos criminales para la mayoría de los casos de aquellos que vuelven a entrar ilegalmente; ampliar las provisiones criminales tocante al fraude de pasaportes y documentos; impedir la entrada y deportar a inmigrantes asociados (una definición amplia) con “pandillas”; y ofrecer reembolsos a departamentos de policías locales que reciben entrenamiento sobre la ley de inmigración y que detienen a inmigrantes indocumentados. El proyecto de ley también debilita el proceso jurídico de casos de inmigrantes y apoya la detención indefinitiva de inmigrantes con órdenes finales de deportación.

Los efectos de la militarización de la frontera ya se conocen: los derechos de los inmigrantes y los no inmigrantes que viven en las comunidades fronterizas se violan, y los inmigrantes que cruzan la frontera son asaltados, ahogados, deshidratados, y muerens en sus intentos de evitar la detención. Las sanciones contra los que los emplean sabiendo que son indocumentados ya han estado en lugar por 20 años y no han tenido un impacto en la reducción de la inmigración de indocumentados; al contrario, impiden a los trabajadores inmigrantes ejercer sus derechos laborales e impiden el ejercer efectivamente las protecciones para con los trabajadores. El sistema de verificación de estatus que usarían los empleadores, ya se ha probado, tiene varios errores además de ser indigno de confianza, y su uso mas adelante solo incrementará la disparidad en el poder entre los que emplean y los trabajadores.

Además, el proyecto de ley obviamente perpetúa la implicación – parte integral del plan de la discusión sobre la reforma de la inmigración- que los inmigrantes indocumentados

(o comúnmente referidos como “extranjeros ilegales”) son criminales invasores por su propia esencia, mas que personas que en algún tiempo cometieron una ofensa técnica sin víctimas. Después de todo, la ley existente de inmigración es una ley civil, no criminal; la deportación es mejor descrita como el gobierno de los EE. UU. demandando a un inmigrante por la violación que el castigarlo por un “crimen.” Como los eruditos George Lakoff y Sam Ferguson proponen, “Imagínense el llamar a un hombre de negocios que ha hecho trampa en sus impuestos como un ‘hombre ilegal de negocios.’ Imagínense el llamar a aquellos que han manejado mas rápido que lo que se debe manejar ‘conductores ilegales’.”

………………………………………………………………………………………………………………………….

La Reforma Real: Mucho Más que Inmigración

Lakoff y Ferguson ofrecen otras observaciones conmovedoras sobre el estrecho marco de la reforma de inmigración como un tema legal y de seguridad que identifica a los inmigrantes como el elemento problemático. Demuestran que la verdadera reforma de inmigración debe ser mucho más que la inmigración, porque la inmigración es un cruce de economías globales, identidad cultural, inquietudes sociales y política extranjera. El mismo proyecto de ley del Senado pretende hacer del sistema de inmigración un sistema de la suministración de trabajadores para las corporaciones.

Por cierto, el “problema de inmigración” es en verdad un tema de labor barata, empezando con la labor barata que proveen los inmigrantes antes de salir de su país nativo. “Los inmigrantes indocumentados permiten a los que los emplean pagar salarios bajos, y luego éstos proveen las mercancías que encontramos en Wal-Mart y McDonalds,” explican Lakoff y Ferguson. “Son parte del movimiento hacia un estado de vida barato, en donde los patrones y los consumidores encuentran cualquier manera que pueden de ahorrar un dólar, sin preocuparse del costo humano.” Los inmigrantes toman los trabajos que los Americanos no quieren – no porque los Americanos no los quieren, pero porque no quieren trabajar por salarios bajos injustos. Estos sueldos no han aumentado durante el mandato de Bush, aunque las ganancias corporativas se han redoblado durante ese mismo período.

Así es que la inmigración es un tema económico en el cual todos somos cómplices. También es una crisis humanitaria y un problema de derechos civiles. Y por eso es que merece el compromiso contínuo que otros movimientos sociales para el cambio han requerido para su éxito. ¿Se puede crear un sistema de inmigración mas justo, uno que reconozca que la inmigración es un síntoma, no una causa, de problemas sociales y económicas? ¿Se puede basar la reforma de la inmigración en principios de igualdad y justicia, incluyendo derechos laborales, civiles y humanos completos para todo inmigrante, en vez de sacrificar una cosa por otra? Sí, pero sólo si los defensores de la inmigración insisten en ello. La Camarilla Política de Derechos de Inmigrantes, un grupo de más de 25 organizaciones que se reunió por la Red Nacional para Derechos de Inmigrantes y Refugiados, es un ejemplo de tal esfuerzo, así como los conceptos para la legislación desarrollada por La Alianza para Derechos de Inmigrantes de Mississippi y adoptado por otras organizaciones para los derechos de trabajo y de inmigrantes (véase la página web de David Bacon para un lista de estos conceptos).

Los que se han desilusionado por la falta de éxito de la reforma comprensiva de inmigración tienen razón. Es verdad que en los últimos años, toda legislatura estatal y varias ciudades y pueblos han introducido centenares de leyes punitivas relacionadas a la inmigración, resoluciones y ordenanzas, notando la falta de intervención y apoyo federal como su fundamento. Estos van a continuar. Las opciones para la reforma federal de inmigración, sean las propuestas leyes individuales u otro empuje para una reforma comprehensiva, quizá sea sombrío en el futuro. Y, como advierte el Foro Nacional de Inmigración, la ola de incursiones en los lugares de empleo y la deportación de inmigrantes indocumentados de seguro también va a continuar. Pero es importante notar que las incursiones se han dirigido a los defensores de inmigrantes – incluyendo NCLR – como justificación para la necesidad de programas para trabajadores extranjeros en la industria cárnica y otras industrias. Y, quienes proponen la reforma de inmigración han apoyado leyes propuestas en el pasado que incluían tales incursiones — otro precio que los defensores están dispuestos a pagar a cambio de programas de trabajadores extranjeros.

Durante la última serie de debates sobre inmigración, la Red Organizadora Nacional Trabajo al Jornal, pidió la paciencia y enfoque de principios que todos nosotros que queremos “defender a los inmigrantes” debiéramos seguir. “Sabemos que la lucha por la justicia y la reforma de inmigración requiere una vista larga de la historia, y no vamos a ser presionados a aceptar un compromiso insuficiente simplemente por conveniencia política. Se lo debemos a ésta y a las generaciones futuras el aprobar una ley de la cual todos estemos orgullosos.”

(Varias de las citas de individuos y grupos en este artículo fueron tomadas de los artículos de David Bacon, “¿Quién Mató la Ley Propuesta de Inmigración, y Quién Quiere que Regrese?” y “¿En Qué Lado Estás?” disponibles en http://dbacon.igc.org )

Para más información sobre la reforma de inmigración, vea las siguientes fuentes:

Coalición para la Reforma Comprensiva de Inmigración, www.cirnow.org

Artículos por el autor David Bacon, http://dbacon.igc.org

Instituto de Política de Migración, www.migrationpolicy.org

Megan Hope actualmente trabaja por el Proyecto de Trabajadores Agrícolas Inmigrantes en Kansas City, MO además de viajar a través del mundo en su ministerio con Children’s International. Megan sirvió como voluntaria en la Casa Anunciación en dos ocasiones, más recientmente en 2004-2005.

About michael connor

Word Press / front end developer Crossfit Level 1 Trainer White Water Rafting Guide
This entry was posted in Media and Commentary. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s